sin despedidas formales

Volví a sentir el sabor de tu piel...
la ternura en tu mirada...
volvimos a reencontrarnos
como en otras ocasiones
como en aquellos tiempos
en que todo era más sencillo

No me duele dejarte pues
en tu mirada no hay ausencia
y no hay despedidas
Pues cada que el destino nos junta
cuando me marcho de ti
y me voy por las calles vacías
de un domingo citrico

Al volver la mirada brilla
en tu rostro la esperanza
el saber que siempre hay un vuelo....
siempre hay un puerto...

en cualquier lugar de esta playa... sin mar!

Comentarios

Entradas populares