Y te vi

y no eran tus lágrimas las rodaban por tus mejillas...
y no eran tus pies descalzos...
es tu respiración la que más extraño...

Comentarios

Entradas populares