y no volví más

distintos caminos, distintos
se marchitaron nuestras ansias
y nos volvimos tan desconocidos

en ese juego absurdo,
evitamos tanto coincidir,




que por fín lo conseguimos.

Comentarios

Entradas populares